Chapa y pintura colocacion de parches
tolucaweb.com.mx manuales de taller economicos

  


Descarga Manuales de Taller
Cuando los mecanicos no encuentran la falla esto es lo que hacen ¡¡¡
www.tolucaweb.com.mx

Chapa y pintura colocacion de parches


 
Manuales de taller gratis listos para descargar

Gana dinero con forex

Aprende a operar forex con una cuenta demo gana dinero y da el primer paso a la libertad financiera


Chapa y pintura colocacion de parches

COLOCACIÓN DE PARCHES EN CHAPA

Las roturas y los agujeros en la chapa de la carrocería rara vez están causados por un accidente. Lo mas probable es que se deban al oxido. Cuando este comienza a sobresalir por la pintura, se localiza bastante pronto y hay que tratarlo con rapidez, antes de que se extienda. La oxidación peligrosa es la que se produce por el interior, pues se extiende sin aviso hasta que la corrosión es grave.

Las primeras señales evidentes son abultamientos en la pintura. Solamente cuando se lija la zona para repintar es cuando se pone al descubierto la verdadera magnitud del daño. Tenga cuidado: si hay una sucesión de abultamientos, lo mas probable es que el oxido haya perforado la chapa desde la parte interior y existan agujeros bastante grandes en el panel. La reparación de este tipo de daños no es técnicamente difícil, pero hay que realizar el trabajo meticulosamente y, aun así, tener en cuenta que el oxido volverá a producirse de nuevo. Lo único que se puede hacer es retrasar su avance, nunca se eliminara completamente. La forma de tratamiento dependerá de la extensión y tamaño de los agujeros y de su situación. Tenga siempre presente una cosa, nunca utilice fibra de cristal y masilla-aparejo en los lugares de la carrocería o del chasis que soporten algún peso.

Si la reparación esta bien hecha y disimulada, puede engañar a quien la inspecciones, pero en un coche que esta a punto de caer en pedazos no tiene mucho futuro, aparte de ser posiblemente peligroso. Empiece por eliminar la pintura de la zona con un disco abrasivo de grano grueso 120, acoplado a un taladro eléctrico. Elimine toda la pintura hasta dejar el metal al descubierto y limpie también una zona de unos 25 o 30 cm. Alrededor de la zona dañada. Si la zona que va a tratar esta cerca a otro panel no afectado por el oxido, utilice una cinta adhesiva de protección para cubrirla, pues un disco abrasivo es eficaz, pero su utilización no es precisa. Si el agujero o la serie de agujeros son mayores y toda la zona esta debilitada, una forma de cubrir los agujeros y reforzar el metal circundante consiste en aplicar un parche de tela de fibra de vidrio. Compre un producto reparador de carrocerías de tres elementos: polvo imprimación inerte, resina preacelerada (elemento de unión) y una pasta catalizadora (endurecedor). Este tipo de reparadores suelen incluir tela de fibra de vidrio, probablemente de dos tipos: una tele de aglomerado y una tela de fibra. Hay compuestos que utilizan fibra de cristal ya mezclada con pasta de reparación y hay que añadir el endurecedor.

1. orificios de oxido como este en la aleta de un coche pueden repararse fácilmente utilizando tela de fibra de cristal o malla de cinc fuertemente adherida.
2. Un taladro eléctrico con un disco abrasivo es útil para reparaciones de chapa. Elimine la pintura hasta dejar el metal al descubierto. Maneje con precaución el disco.
3. Para dejar bien limpia la superficie de grasa y suciedad, pase lija gruesa primero y lija fina a continuación hasta que quede completamente pulida y suave.
4. Una forma de sostener el aparejo consiste en utilizar una hoja de cinc que puede ya venir suministrada con los componentes adecuados para instalarla.
5. con unas tijeras corte una pieza de malla ligeramente mayor que el agujero y después compruebe si se ajusta perfectamente al sitio, dejando un sobrante por los bordes
6. levante la malla y con una espátula mezcle algo de pasta-aparejo de reparaciones. Extiéndala apretando por igual para que el reparte sea homogéneo y la cubierta uniforme.

PREPARACIÓN DE LA SUPERFICIE.
Utilice un pequeño martillo o un martillo y un pequeño cortafrío, para eliminar los trozos de metal sueltos y las partes excesivamente delgadas de la zona oxidada. Siga golpeando ligeramente hasta que la zona en torno a los agujeros quede ligeramente hundida. Eso se hace con motivo de alojar el material de reparación. La adherencia de los parches de fibra de cristal, puede mejorarse limpiando la zona en torno a la reparación, con un trozo de lija de grano grueso. Otro método aun mejor consiste en hacer una serie de pequeños agujeros (de unos 6 mm) para que la resina penetre en ellos y ofrezca una fijación firme.

Antes de mezclar el endurecedor y la resina, prepare el parche de fibra. Con unas tijeras corte un trozo de tela de fibra con un diámetro de unos 25 mm. Mayor que la zona que se va a separar para dar fuerza a los bordes. Siga las instrucciones de mezcla de la marca de reparador que hay comprado, pero mezcle solamente el endurecedor y la resina. No añada el polvo aparejo. Una vez hecha la mezcla, utilice un pincel barato para aplicarla a toda la zona que cubrirá el parche de fibra, introduciéndola bien en los agujeros, rebabas y en torno al agujero mismo para que quede firmemente asentada.

Seguidamente ponga el parche de fibra en su sitio, utilizando el pincel para asentarlo bien. Inmediatamente después, aplique otra capa de mezcla a la superpie del parche, hasta untarlo bien y que adquiera una apariencia de transparencia para recibir luego la pintura. Si se necesita reforzar, repta el proceso y ponga un segundo e incluso un tercer parche. Deje que se endurezca la resina y el parche. Tardara unos veinte minutos, pero también puede tardar mas tiempo en frió. Mejor es dejar siempre algo más de tiempo. El último paso consiste en utilizar un aparejo para suavizar la superficie y prepararla para la pintura.

Para el revés del panel se inicia de la misma forma, lijando el área con un disco abrasivo. Se utiliza la misma técnica para aplicar uno o más parches de fibra, pero esta vez por el revés del panel. Un buen método para soportar firme y exactamente el parche durante la aplicación por el revés, consiste en utilizar una forma de cartón por el derecho de la reparación. Cuando tenga el metal lijado y limpio por ambas partes, corte un trozo de cartón ajustado al tamaño y la forma de la reparación. Cubralo con un trozo de plástico o úntelo con cera de dar brillo, para evitar que la resina y el endurecedor se peguen a el. Después fije la pieza de cartón en el derecho de la reparación, con cinta adhesiva, y con la parte encerada, o protegida por el plástico, hacia abajo. Cuando haya puesto los parches por el interior y se hayan endurecido, puede sacar el cartón. Quite los restos de cera del parche, y aplique el aparejo por el derecho de la reparación.

Hay variedad de productos para cubrir los agujeros que el oxido ha podido hacer en la carrocería de su coche. Los procedimientos de aplicación varían poco y lo único que hace falta es esmero para ejecutar un trabajo limpio. Aquí describimos como debe completarlo. Luego -esto ya debe saberlo- tiene que pintar su obra.

Un material muy comúnmente utilizado para soporte del aparejo en la reparación de agujeros es una hoja de metal perforada (generalmente cinc) o malla. Cuando se puede acceder al revés de la parte que hay que reparar, el procedimiento consiste en limpiar el panel en una zona de unos cuantos centímetros alrededor de la parte dañada, y por ambas partes del panel. También en el presente caso se mejora la adherencia haciendo unos cuantos agujeros en torno a la zona a reparar. Se corta un trozo de lámina o malla de metal. Si este es el tipo de material suministrado con el reparador, puede utilizar unas tijeras viejas, pues bastante blando. Seguidamente mezcle un poco de aparejo en las proporciones adecuadas.

1. cuando haya mezclado bien la pasta y el endurecedor, aplique la composición a la tela de cinc y póngala en su sitio sobre el orificio y espere a que se seque.
2 seguidamente, mezcle un poco de pasta-aparejo y aplique el compuesto a la superficie exterior de la reparación. La mezcla no debe hacerse más que en el momento de aplicarla.
3. siga exactamente las instrucciones del fabricante al hacer las mezclas, pues un
4. con una espátula, aplique la pasta-aparejo sobre la reparación, en capas delgadas hasta exceso de endurecedor puede entorpecer el endurecimiento y alterar el resultado. dejar nivelada la zona reparada con el resto de la carrocería y que quede si resaltes.
5 cuando haya secado el aparejo, puliméntelo con lija de agua, hasta dejar la superficie suave. Solo falta pintar según el procedimiento acostumbrado, ya explicado.
6. para mejorar la adherencia de los parches, es una buena idea el hacer varios agujeros pequeños en torno a la reparación para que en ellos se introduzca el aparejo.

Cuando se utiliza metal para la reparación es mejor utilizar un aparejo de dos componentes. Hay muchas marcas en el mercado, y lo normal es que se suministre en dos tubos, o en un bote y tubo endurecedor. La mezcla se realiza prácticamente de la misma forma, independientemente de la marca. Haga la mezcla en una superficie no absorbente con una espátula de plástico y aplíquela directamente. Extienda una capa de aparejo alrededor del parche metálico e inmediatamente presione este en su posición. Añada más aparejo en la parte trasera de la lámina para asegurar que se fija firmemente a la chapa.

AGUJEROS INACCESIBLES
Cuando se repara un agujero que no es accesible por su parte interior, se necesita una técnica totalmente distinta. Corte el trozo de tela metálica en la forma ya descrita y átele un par de trozos de alambre. Entonces, para asegurarse de que la tela es del tamaño adecuado, trate de introducirla por el agujero. Esto, según sea la forma del agujero, puede ser posible realizarlo con el parche en una sola pieza, o, si no, tendrá que cortar la malla en dos partes e introducirlas separadamente. Una vez confirmado este punto, vuelva a sacar la malla.

Ahora se puede esparcir el aparejo por la malla e introducir esta de nuevo en el agujero, o esparcir el aparejo en torno al borde del agujero, por el interior, e introducir la malla. Entonces tire de los alambres fuertemente y sosténgalos hasta que se endurezca la pasta. El aparejo se aplica en la forma ya descrita en la parte exterior.

Una alternativa moderna consiste en llenar la cavidad, o parte de ella, con espuma para soportar materiales de reparación, existe algunos productos que lo único que se necesita es mezclar dos líquidos y agitar la mezcla. El resultado es la formación instantánea de espuma de poliuterano que se expande rápidamente y se endurece. Limpie la zona del agujero oxidado en la forma descrita, detando ligeramente el metal circundante. Si la cavidad es muy grande es una buena idea reducirla, para no tener que utilizar una cantidad excesiva de espuma. Puede hacerse esto introduciendo papeles arrugados. Cuando utilice espuma, el paso siguiente depende del tipo utilizado. Por lo general, es cuestión de mezclar dos líquidos en las proporciones recomendadas y agitar o remover la mezcla. La mezcla adquirirá una consistencia cremosa, y ha de ser vaciada o inyectada en la cavidad a rellenar. Inmediatamente empezara a expandirse bajo la forma de una masa dorada, rellenando la cavidad y rebosando. Elimine la mayor parte del rebose tan pronto como empiece a tomar consistencia y mas tarde, cuando haya endurecido, elimine el exceso con un cuchillo afilado hasta nivelar la espuma. Finalmente remate la pasta-aparejo.

Una de las formas más sencilla de reparación de agujeros consiste en utilizar cinta de reparación de aluminio. Al igual que en los otros procedimientos, empiece a limpiar la zona afectada por el oxido, hasta dejar el metal desnudo y brillante, eliminando todo el resto de oxido y rebabas. Seguidamente, con un martillo hunda ligeramente el metal circundante a la avería. La cinta se suministra en rollos de unos 5 cm. De ancho, con una protección en la parte trasera. Tome medidas y corte los trozos adecuados. Quite la cobertura de protección y coloque las tiras en posición, sobre el lugar. La cinta seca rápidamente, una vez se le ha quitado la protección, así que asegurese bien de en donde va a colocarla, para hacerlo rápidamente. Una vez colocada, se mezcla con el metal y se vuelve muy dura. El paso final es aplicar el aparejo.

TELA DE FIBRA DE CRISTAL
Otro material de reparación autoadhesivo es la tela de fibra de cristal impregnada con una resina que endurece al ser expuesta a la luz del sol o a los rayos ultravioletas. El material es moldeable mientras conserva la cobertura. Para utilizarlo, limpie la zona hasta dejar el metal pulido y brillante. Después, con unas tijeras o un cuchillo corte el material en la forma y dimensiones apropiadas. Seguidamente, quite la protección trasera y aplique el parche a la zona dañada. Lo que se necesita a continuación es la luz del sol. En un día caluroso y solead, endurecerá en un par de hora.

Si el día esta nublado y la temperatura es de unos 10º C, el endurecimiento puede tardar unas veinticuatro horas. En tiempo frió, de menos de 5º C, no es recomendable utilizar este material al aire libre. Hágalo en el garaje, si lo tiene, y enfoque la reparación con una lámpara de vapor de mercurio de alta intensidad o con una lámpara normal de rayos ultra violetas y endurecerá en unos diez o quince minutos aproximadamente. Cuando haya endurecido puede levantarse la película transparente que cubre el material del parche. La aplicación, el pulido y el pintado se hacen en la forma habitual.

PUNTOS DE OXIDACIÓN
La reparación y pintura de la carrocería del coche es un trabajo que rehuyen algunos mecánicos aficionados sin embargo, este trabajo no es difícil; requiere mas cuidado y paciencia que un grado elevado de habilidad o experiencia. Lo mas importante de todo es dedicar tiempo al trabajo preparatorio y escoger con cuidado las pinturas de aerosol. Hecho esto, vera usted que los resultados que consigue pueden ser completamente profesionales.

Una piedra que golpee el coche puede rescrebrajar la película de pintura y permitir que se filtre agua -a menudo salada- que comienza a corroer el metal de debajo. Al cabo de un par e meses, la pintura de alrededor comienza a levantarse y formar ampollas y entonces hay que raspar toda la zona dañada. Para hacerlo, coja una navaja pequeña y levante toda la pintura estropeada que se desprenderá sin ningún esfuerzo. Siga levantando pintura en forma de círculo hasta que en todo el contorno se vea metal brillante y limpio. Con la misma navajita raspe todo el metal oxidado que quede al descubierto y sople el polvo. Luego, aplique antioxidante.

LIJADO
Para volver a pintar es esencial la suavidad y, por consiguiente, lo que hay que hacer ahora es lijar la zona afectada por la corrosión. Con papel de lija grueso lije desde el centro de la mancha de oxido sobre la zona de metal descubierto y también un poco de pintura de los bordes. Todas estas irregularidades deben de desaparecer. Luego, con un trozo mojado de papel de lija fino repase el trabajo con menos presión, hasta que bajo los bordes de la pintura aparezca la capa interior y la imprimación, que son de diferente color y toda la zona quede absolutamente suave al tacto.

1. Los puntos de oxidación suelen extenderse por debajo de la pintura que los rodea. Levante esta con una navajita, del centro hacia fuera.
2. Con lija para trabajo húmedo y seco y de grosor mediano (grado 180) lije la zona desde el centro hacia los bordes, igual que con la navaja.
3. Para rellenar las irregularidades pequeñas que haya en el metal mezcle pequeñas cantidades de emplastecedor y secante en un trozo de cartón.
4. Con una paleta o un trozo de cartón aplique una delgada capa de emplastecedor sobre el metal y déjelo que se seque y endurezca.
5: A continuación suavice el emplastecido con lija fina. Compruebe con la yema de los dedos si ha quedado perfectamente suave.
6. Después de limpiar toda la zona, aplique la primera capa de imprimación; una capa ligera para cubrir el trozo afectado y la pintura que le rodea.
7. Cuando la primera capa de imprimación este seca (de 15 a 20 minutos) aplique la segunda.
8. Una vez seca la imprimación líjela con papel fino para que no resalte sobre la pintura.
9. Frote toda la zona con un trapo húmedo y déjelo secar. Quite todo rastro de papel.

REPARACIÓN DE ABOLLADURAS PEQUEÑAS

Las abolladuras pequeñas pueden estropear la apariencia de un coche que por lo demás sea impecable. Se tapan con relleno. El relleno o emplastecedor necesita una superficie a la que agarrarse que sea algo áspera pero no quebradiza. De modo que quite primero toda la pintura suelta y limpie el metal oxidado y trate la zona con antioxidante.

Luego pase un papel de lija áspero sobre el resto de la zona que va a emplastecer. Sobrepase un poco el límite de la reparación para que todo el emplastecimiento tenga buen agarre. Inmediatamente antes de comenzar a emplastecer desengrase toda la zona donde se va aplicar. Use petróleo o un sustitutivo de trementina, luego agua con detergente y luego agua limpia caliente. Cuando la zona este absolutamente seca mezcle bien el emplastecedor siguiendo las instrucciones del fabricante. Luego, con un trozo de cartón o una paleta de plástico vaya aplicando capas delgadas del relleno en la abolladura, empezando siempre desde el centro. Continué la operación hasta que el relleno sobresalga algo de la superficie que le rodea y esta quede igualada.

Los emplastecedores de compuesto doble se endurecen por reacción química, lo que quiere decir que se secan a la misma velocidad en toda su masa y que se pueden lijar después de unos treinta minutos. Para hacerlo, use primero lija gruesa para obtener los contornos aproximados de la reparación. Acábelo con una lija fina para que tenga una superficie muy suave que no sobresalga de la circundante. Lave todo el polvo que haya quedado con un trapo limpio y agua clara ante de pintar.

IGUALADO DE PINTURAS
Mientras ha ido usted lijando su coche ha podido ver el color de la imprimación que se empleo originariamente y si hay capas de color distinto por encima. Compre una imprimación semejante a la primera si es posible porque su color puede que afecte a de la capa de encima. Una chapita de metal pegado a cada coche (generalmente bajo el capo) da el número de fábrica del color original. Con ello es posible encontrar la pintura correspondiente. Si su automóvil ha sido anteriormente repintado, entonces tendrá usted que emplear pinturas en algún trozo de material para compararlas. Si no encuentra usted la pintura de ninguna manera, su único recurso es mezclar sus propios colores y usar un pulverizador común en vez de un aerosol.

Un aerosol rocía por su propia naturaleza sobre una área más amplia de la que usted intenta cubrir. Es esencial tapar las partes cercanas que no quiere rociar. No tape demasiada cerca de la zona que necesita pintar; De usted margen para que la imprimación y la nueva pintura monte sobre la pintura existente de dos y medio a cinco centímetros. A esa distancia ponga usted periódicos y sujete los bordes con papel engomado para que la pintura no alcance a nada de lo que este debajo.

IMPRIMACIÓN Y PINTURA

Antes de aplicar la pintura es necesario dar una imprimación para que aquella agarre. La aplicación de la imprimación es muy fácil y en realidad proporciona práctica para el trabajo, más difícil, de dar la pintura final. Hay que mantener la lata de aerosol vertical (o, para superficies horizontales, como el techo o el capo, lo mas cerca de la vertical que sea posible) y a unos 25 o 30 centímetros de la superficie que hay que pintar. Mueva el brazo a lo largo de la zona con el botón apretado a fondo de forma que la pintura coja los bordes del papel engomado, y siga haciéndolo en líneas horizontales y de arriba abajo. Al final de cada recorrido levante el dedo del aerosol.

Cada franja horizontal debe montar sobre la anterior unos dos centímetros y medio. Con esto se evitan las bandas de pintura gruesa y fina que serian particularmente visibles en una zona amplia, tal como una puerta. No intente rociar demasiada imprimación de una pasada: lo único que conseguiría es que se formen goterones. Los que hay que hacer es ir dando capas y dejando que cada una de ellas se seque (normalmente tardan unos 15 minutos) antes de aplicar la siguiente. Si se le forma un goteron, deje que se seque y luego alise con papel de lija y vuelva a comenzar.

Después de dos o tres capas de imprimación deje que se seque totalmente, quite el papel, déjelo dos horas mas y líjelo fino con agua. Vuelva a tapar la zona con papel dejando expuesta una buena parte de la pintura original, para que la nueva cubra la zona y se monte sobre ella. La pintura se extiende con la misma técnica empleada al rociar la imprimación. Se necesita un cuidado especial, sin embargo, para asegurarse de que el aerosol esta exactamente a la distancia adecuada de la superficie del automóvil. Siempre es mejor rociar de menos que rociar de más. Probablemente, bastara dos capas para obtener un acabado satisfactorio, pero una tercera no hace daño (con tal de que las dos primeras se hayan secado) y mejorara el acabado, que se completa con un pulido.



Descarga Manuales de Taller
Cuando los mecanicos no encuentran la falla esto es lo que hacen ¡¡¡
www.tolucaweb.com.mx

Visitantes
Descarga Manuales de Taller
Cuando los mecanicos no encuentran la falla esto es lo que hacen ¡¡¡
www.tolucaweb.com.mx



Aprende a operar forex con una cuenta demo y gana dinero como trader mercado de divisas